Historia 1995-96

00/00/0000

El descenso de categoría del año anterior implica de forma necesaria una gran revolución a nivel de Club. Pamesa Valencia, de manos de los hermanos Fernando y Juan Roig sigue impulsando esta nueva etapa, para la que se decide iniciar un proyecto a varios años vista. Al frente del nuevo proyecto se encontrará el entrenador quizá más importante en la historia del club, Miki Vukovic, procedente de la elite del baloncesto femenino en esta misma ciudad.

La base del equipo EBA la formarán los jugadores jóvenes nacionales de los años anteriores, pasando a ocupar mayores galones. Así, Nacho Rodilla y Víctor Luengo se convertirán en los máximos referentes en el exterior. Como acompañante, se contratará a Bernardo "Berni" Álvarez, uno de los jugadores con más proyección de la categoría y procedente de Tarragona. César Alonso, tras acabar su periodo de cesión, se consolidará en la figura de base suplente, logrando su espacio en el equipo.

En el interior, se contrata a Phil Cartwright, un americano que se une a la vida del grupo y se integra con total normalidad. Acompañándole en el interior, siguenJJ Llamas y Jesús Fernández y se incorporan desde la cantera Rubén Burgos, un 4 con facilidad para el lanzamiento y Felipe Enguix. En el exterior, Ferfecto García ayudaba en las rotaciones.

El resto del equipo, completado de nuevo por jugadores de la cantera comoErnesto MartínezPablo EsmorisAntonio Tortajada o Ricardo Calatayud. En total, 9 de 14 jugadores en plantilla salidos de la cantera del Pamesa Valencia, un equipo "local" para lograr el ascenso.

Conforme avanza el año, el grupo va siendo conciente de las posibilidades de ascenso, los resultados son buenos y se sale airoso de canchas complicadas como Montcada. La dura competición de la EBA iba siendo poco a poco superada. Se aunan esfuerzos también en los aficionados, formandose la Penya Bàsquet Chede la unión de todas.

Debuta como delegado del primer equipo Alfonso Castilla, tras pasar por las labores de utillero y convirtiéndose con el paso del tiempo en una de las figuras más veteranas en el club.

En la liguilla previa a la Final Four, el equipo consiguió superar a rivales fuertes por el ascenso como Huelva, liderada por Ray Smith, y Fuenlabrada, liderada por Iván Corrales y Jackie Espinosa. Se llegaba con éxito a la Final a Cuatro a disputar en Lugo.

Camino a Galicia, la música de Presuntos Implicados amenizaba el viaje, tanto que sonó una y otra vez en todo el viaje de ida. Una vez allí, la victoria en semifinales ante el Cornellà de oriol Junyent desbordó la alegría. El equipo estaba, de nuevo, clasificado para la ACB. La derrota en la final ante CB Granada se convertía en intrascendente. Aquel año, la ACB no permitió ascensos, pero los problemas económicos del CAI Zaragoza abrieron la puerta a la esperanza, yPamesa Valencia volvería, sólo un año después, a la ACB.

Como aperitivo a esta gesta, ya en postemporada, el equipo viajaría hasta Grecia (Salónica y Atenas) para disfrutar del ascenso. Allí, además de un torneo, el equipo tuvo la oportunidad de conocer a una leyenda del basket como Dominique Wilkins, jugador por entonces de Panathinaikos. Un regalo en un fin de año de ensueño.


TAGS: