Historia 1997-98

00/00/0000

La temporada 1997-98 es una de las que mejor recuerdo se guarda por parte de Pamesa Valencia. Es el año de la ruptura de las barreras, de alcanzar objetivos nunca antes conseguidos y de convertirse en Rey sin ni siquiera haberlo imaginado. Momentos mágicos vividos en Valladolid y un paso adelante en las aspiraciones como club. Es tan sólo el tercer año de la era Miki Vukovic en Valencia, y tanto en la Ciudad como en la ACB, se empieza a tener el convencimiento de que Pamesa Valencia va a ser un club grande.

La mayor remodelación se lleva a cabo en el juego interior, Rogers y Keane salen del club y en su lugar llega Tim Perry. Sigue Sasa Radunovic, ala-pívot experimentado, llega con la nacionalidad española bajo el brazo y tras conocer la ACB, puesto que había jugado en Coren Ourense, Argal Huesca, Taugrés y Forum Valladolid. Tim Perry llega tras una exitosa carrera NBA en la que juega hasta 9 temporadas. Sus cualidades, su saber estar y su capacidad de intimidación pese a sus 2'06 de estatura.

Acompañando el juego interior continúan Jesús Fernández e Iñaki Zubizarreta, a los que se busca añadir un quinto efectivo. En un principio se apuesta por el irlandés John Burke, pero tras sólo dos partidos, la apuesta pasa a ser Alfons Albert, jugador natural de Torrent que procede del Joventut. Rubén Burgos era cedido a Gandía.

En el exterior continúa el nucleo duro de jugadores españoles que lograron el ascenso, capitaneados por Víctor LuengoNacho RodillaBerni Álvarez yCésar Alonso, con cada vez más protagonismo para José Luis Maluenda en su segundo año. La plaza de extranjero es ocupada por Reggie Fox, escolta habilidoso con facilidad anotadora. Además, Aaron Swinson completaba el perímetro por segundo año consecutivo.

Desde el inicio se comprobó que se estaba en la dirección correcta, logrando un balance de 10-3 y clasificando, por primera vez en la historia, para la fase final de la Copa del Rey. Y así llegó la Copa, con las pocas expectativas sociales que daba enfrentarse al todopoderoso TAU entrenado por Sergio Scariolo y dirigido en el campo por Elmer Bennett. Y se venció, 64-72 con el inicio de la exhibición de Nacho Rodilla, autor de 19 puntos y 4 asistencias. En semifinales el rival fue el Fórum Valladolid, ante el que Berni Álvarez salió al rescate anteponiéndose a la grave lesión sufrida por Fox, victoria por 73-78. En la final esperaba el campeón, Pinturas Bruguer Badalona, pero desde poco después de comenzar, se vio que la Copa iba a viajar a Valencia. Vukovic le ganó la partida a Julbe, Rodilla a Turner y Pamesa Valencia tumbaba al campeón 89-75. Pamesa Valencia hizo salir a las calles a los valencianos a celebrar que ese 2 de febrero, éramos los campeones. Además, este título implicaba la clasificación para la siguiente Copa Saporta.

No fue el único hito. La séptima posición al final de la Liga Regular clasificaba al equipo para luchar en cuartos de Final del Play-Off ACB, algo inaudito hasta ese momento. La Fonteta veía una eliminatoria de ilusión en la que Real Madrid tenía ventaja de campo. Pamesa Valencia plantó cara al Real Madrid de Dejan Bodiroga y Alberto Herreros, y cayó por un digno 3-1 en su debut en las eliminatorias de cuartos de final.

TAGS: